¿Conoces la salud de tu empresa?

Javier Fernández Aguado tiene un interesantísimo en el ámbito de la gestión empresarial. Es una metáfora como la que utilizaba Charles H. Fine en su libro “clockspeed”, donde buscaba un de las empresas intentando detectar cuales tenían una evolución más rápida. Estas contaban con más posibilidad de estudiarse en diferentes “generaciones” o estratégicos en un corto espacio de tiempo. Esto lo quería hacer al igual que los científicos estudian a la mosca de la fruta por el corto ciclo de vida que tienen y así pueden estudiar la evolución a lo largo de múltiples generaciones en un corto espacio de tiempo.

Volviendo a Javier Fernández Aguado en su estudio “Patologías Organizativas”, en el que analiza cientos de organizaciones, comprobó que las organizaciones, al igual que las personas, se indisponen a nivel físico, psicológico y psiquiátrico.. Las organizaciones, pueden encontrarse sanas o enfermas y lamentablemente cuando peor están de “salud” y al igual que hacemos cuando enfermamos no somos capaces de reconocer que nuestros errores nos están matando, o que sencillamente estamos limitando las capacidades de avanzar.Tal y como nos sucede a todos los seres vivos tenemos una serie de enfermedades inherentes a nuestros sistemas de supervivencia, estas serían las fisiológicas. Por otro lado, los seres algo más evolucionados, pueden sufrir algunas enfermedades que afectarían al estado de ánimo, como las psicológicas y finalmente tendríamos las enfermedades que afectan a los seres más evolucionados, que serían las psiquiátricas.Está disponible para todo aquel que se registre en la página de tatum, un test de salud para tu empresa, en el que podrás descubrir el estado de salud de tu organización, a través de un modelo de diagnóstico, claro y conciso.

Este test te dirá si padeces…:

Osteoporosis
Aquí se mide la a estructura de la empresa, la salud de los “huesos”, en factores como recursos financieros y endeudamiento. Modelos de gestión anclados, la flexibilidad, etc. ¡ Hay que cuidar esos huesos …!

Anemia
Un diagnóstico sobre el nivel de compromiso con las promesas internas. Y en este tema no es cuestión de quitarle “hierro” al asunto…, así la comunicación, motivación, retribución, reconocimiento son “vitales”

Esquizofrenia
Llegamos a otro tema espinoso. ¿Cuán lejos estamos de la realidad en nuestra empresa?. ¿La realidad y lo que decimos es lo mismo? ¿Terminamos haciendo aquello que se prometió?

No me cuentes cuentos, enséñame los resultadosArtrosis
Lo que nos faltaba si tenemos osteoporsis y ahora me añades un poquito de artrosis, si que estamos “jod….”. O te adaptas o mueres y tu velocidad de adaptación al cambio es fundamental. Habrá que echar un poquito de aceite al asunto…, renovarse y la dichosa innovación ¿qué es eso…?Miopía
Esta sí que me gusta y también tiraré del clásico… “no existe más ciego, que el que no quiere ver”.
Anticiparse a las jugadas será fundamental para sobrevivir, y si tenemos miopía no vamos a cazar ninguna….

Sordera
Bien, bien. Si juntas tu miopía a que aún tampoco quieres oír, pues allá tu. Yo personalmente no invertiría en tu negocio…

Autismo
Amigo, lo que te espera como sigas mirándote el ombligo

Anorexia
“La pela es la pela, nen”, pero… que tal si invertimos un poquito en lo que hace falta y dejas de mirar tanto los costes. Eso sí y como siempre digo… aquellos gastos que no aporten nada de valor a tus productos o servicios, será mejor que los elimines ahora, no esperes ni un sólo minuto.

Estrés
¿Pero qué me dices? ¿Qué te come el día a día…? ¿Qué no te da tiempo …? …Ummm aquí pasa algo raro. Por mucho que corras no se garantiza que llegues a ningún sitio, decide hacia donde quieres ir y centra los objetivos en eso, ya verás como empiezas a disfrutar un poquito del viaje.

Obesidad
Amigo una cosa es tener estrés y otra es que quedes aquí, esperando que los clientes llamen a tu puerta, como hacían antes.
Estas “lorzitas” son un lastre para tu desarrollo.

Impotencia
¿Quieres y no puedes?.
Anda, deja de quejarte y mira a tu alrededor, seguro que alguien tiene una pastillita azul para ti, no le cierres las puertas.

Cáncer
Algo está fastidiándote desde dentro. Extirpa rápidamente tus propias limitaciones, obsesiones, valores inadecuados, etc…

Asma
Tienes que respirar… Revisa cómo estás gestionando tus flujos de “aire”, en este caso dinerito. Con calma pero con decisión.

Depresión
Olvida esos problemas, busca tus metas y lánzate a por ellas. Sé que es difícil salir de ahí, pero con unos “trucos” conseguiremos que todo se vea mejor.

Hemiplejia
No paralices por tus miedos, el potencial de tu empresa. El cambio es bueno, sobre todo si es a mejor. ¿por qué te resistes?

Bueno, de esta forma ya sabemos el estado de salud general de nuestra organización. La cosa es no traumatizarse, porque como hemos visto los nombres de algunas de las enfermedades son para “acojonar”. Lejos de generar una parálisis, lo que debemos hacer es, ser conscientes de qué padecemos, para así poder tomar las medicinas pertinentes que mejoren la salud de nuestra organización.

Es difícil para las pymes y más aún en empresas pymes familiares, obtener consciencia de lo que acontece. Muchas veces es mejor mirar para otro lado, hacer como que no tosemos, pensar que la carraspera es pasajera y un montón de auto-excusas que hacen que la enfermedad continúe afectando de forma silenciosa y lentamente en la sombra. Así, al final aparecerán síntomas muy visibles, tanto y con tanta virulencia que serán imposibles de ocultar, la enfermedad será crónica y nos trastornará muy gravemente.

Al final asistiremos al médico (consultores de negocio), contando nuestros graves síntomas, asustados y abatidos por la situación. El médico, no podrá más que empezar con un tratamiento paliativo que aminore los dolorosos síntomas, empezar una larga lucha posterior contra las causas de la enfermedad y finalmente tratar de sanar al paciente totalmente…

La pregunta que os hago es ¿no es mejor acudir hoy al médico?

… Aquí estamos para eso…

¿Qué dices? Que es nuestro negocio, de acuerdo, pero… también el vuestro, ahora dime tú como quieres que te ayude y cómo quieres que me comprometa.