Fed sube tasas en Estados Unidos apoyándose en recuperación económica

123444

La Reserva Federal de Estados Unidos subió hoy 16 de diciembre la tasa de interés por primera vez en casi una década, en una señal de su confianza en que la economía ya dejó atrás la mayoría de los problemas de la crisis financiera del 2007-2009. Como el mercado ya había descontado, y de acuerdo con las últimas comparecencias de la presidenta de la institución, Janet Yellen, la FED ha tenido en cuenta la mejora de la economía estadounidense para justificar la subida del precio del dinero. La decisión se ha tomado por unanimidad.

La Fed subió el rango para su tipo de interés de referencia en un cuarto de punto porcentual, terminando con años de debate sobre el momento oportuno para un “despegue” de las tasas. El banco elevó su tasa de fondos federales desde su actual nivel cercano a cero a entre 0.25% y 0.50%.

En noviembre, la economía estadounidense generó 211.000 nuevos empleos y la tasa de paro se mantuvo en el 5%. Los datos económicos disponibles desde la última reunión de la FED son lo suficientemente positivos para justificar una subida. De hecho, los analistas daban por sentado que no haber subido los tipos habría sido una peor solución, pues la decisión habría sido interpretada como una falta de fortaleza de la economía estadounidense.

En el comunicado de la FED, el banco ha indicado que las siguientes subidas de los tipos serán a un ritmo “gradual” y en línea con las proyecciones anteriores. Los responsables de la FED ven los tipos de interés en el 1,375% a finales de 2016, lo que sugiere que el año que viene habrá por lo menos cuatro subidas de tipos de un cuarto de punto.

Dudley: un alza de tasas de Fed depende de los mercados, no sólo de la economía

La Reserva Federal no sólo ajustará la política monetaria sobre la base del desempeño de la economía de Estados Unidos, sino también de cuán bien responden los mercados financieros a las eventuales alzas de tasas de interés, dijo el lunes una influyente autoridad del banco central.

El presidente de la Fed de Nueva York, William Dudley, dijo que el banco central decidirá alzas de tasas más agresivas si los mercados financieros, que incluyen tasas de interés de corto y largo plazo, acciones, y el dólar, son menos receptivos de lo deseado.

“Qué tanto se haga subir las tasas de interés de corto plazo depende, en parte, de cómo las condiciones del mercado financiero responden a los ajustes”, dijo Dudley en un discurso.

“Con todas las variables constantes, menos respuesta implica ajustes mayores en la tasa de interés y viceversa”, agregó.

FMI y FED alientan mayor estímulo monetario del BCE y Japón

El Fondo Monetario Internacional y Estados Unidos alentaron el viernes al Banco Central Europeo y al Banco de Japón a aplicar mayores estímulos monetarios, e instaron a los gobiernos de todo el mundo a hacer su aporte para incentivar el crecimiento en sus países.

Durante una conferencia de banqueros centrales en París, la directora gerente del FMI, Christine Lagarde, dijo que la economía mundial era “frágil y fragmentada”, agregando que era “perfectamente legítimo y apropiado” que el BCE y el BoJ tomen medidas no convencionales para combatir la baja inflación y el estancamiento de la economía.

Por su parte, la jefa de la Reserva Federal de Estados Unidos, Janet Yellen, dijo que los bancos centrales “tenían que estar más preparados a aplicar todas las herramientas disponibles, incluyendo políticas no convencionales, para apoyar el crecimiento económico y lograr sus objetivos inflacionarios”, especialmente donde los Gobiernos han retirado las políticas de estímulo fiscal para ayudar a la recuperación.

Las declaraciones se producen un día después de que el Banco Central Europeo ordenó a sus funcionarios que inicien la preparación para tomar medidas más audaces si es necesario para combatir a la inflación, además de un rango de recortes de tasas, compras de activos y operaciones de crédito que ya se acordaron.

Lagarde dijo que los Gobiernos con posiciones presupuestarias sanas debería hacer más para apoyar el crecimiento. La jefa del FMI declaró que consideraba como insuficiente el anuncio de Alemania de invertir 10.000 millones de euros adicionales en gasto en infraestructura pública durante los próximos tres años.

Christian Noyer, un miembro del Consejo de Gobierno del BCE, dijo que los bancos centrales, incluyendo al suyo, deberían estar preparados para comprar deuda pública si era necesario para evitar una deflación.

“En circunstancias extremas, un banco central debería mitigar los efectos de crisis de confianza en los rendimientos soberanos mediante la compra de bonos del Gobierno”, dijo Noyer.

Otros oradores advirtieron que el impacto de que los principales bancos centrales del mundo tomen medidas divergentes tras una fase larga de dinero a bajo precio podría provocar confusión entre las divisas y aumentar la volatilidad en los mercados financieros.

El gobernador del Banco de Inglaterra, Mark Carney, habló de una probable “transición accidentada” entre el período en que los mercados están inundados de liquidez de los bancos centrales y un retorno a condiciones monetarias más normales.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *