Gobiernos subnacionales recibirán menos tras la exoneración de tributos

Dentro de una serie de beneficios y exoneraciones tributarias, el Pleno del Congreso prorrogó el pasado martes, la devolución del Impuesto General a las Ventas (IGV) e Impuesto de Promoción Municipal (IPM) a los titulares de la actividad minera e hidrocarburífera en la fase de exploración.

En conferencia de prensa, el congresista Manuel Dammert reafirmó que la Ley aprobada el martes que exonera impuestos al gran capital en minería, petróleo, importaciones y universidades, favorece intereses particulares en contra de los intereses generales de la ciudadanía.

Lo calificó de “Paquetazo navideño”, el mismo que modifica los ingresos y egresos presupuestales de manera muy significativa.

El legislador señaló que ello ha sido posible por “los lobistas que aprobaron la Ley y que no tienen ni idea cuánto dejó y dejará de recaudar el Estado”.

Dammert pidió a la ciudadanía recordar quiénes son los legisladores que votaron a favor de esa “súper-convivencia plutocrática” donde los representantes de los cinco candidatos del poder económico -Alan García (APRA-PPC), Pedro Pablo kuczynski (PPK), Keiko Fujimori (Fuerza Popular), Alejandro Toledo (Perú Posible) y César Acuña (APP)- aprobaron en línea el regalo del “Canastón Navideño” para el gran capital.

El parlamentario sostuvo que la devolución del IGV y del IPM a los trabajos de exploración minera y de hidrocarburos, afectará principalmente a los gobiernos locales y regionales que recibirán menos recursos.

La exploración petrolera es una inversión de alto riesgo, financiada por las grandes empresas que recuperan prontamente lo invertido con la explotación de los recursos que encuentren en el subsuelo.

“En minería hay que lograr que las empresas paguen adecuadamente sus operaciones en seguridad minera y control ambiental”, indicó.

Claves

El congresista Manuel Dammert consideró que en este paquete la exoneración del IGV a los contratos de seguros de vida, vinculados al área de salud perjudica a los pacientes por el alto costo de las atenciones y de las medicinas.

Las exoneraciones tributarias se prorrogaron hasta el 31 de diciembre del 2018.

Fuente: Diario La Republica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *