Lo bueno, lo malo y lo feo de un negocio familiar

Esclarecen aplicación de detraccionesSe dice que un negocio familiar debería ser el modelo perfecto para construir una empresa. ¿Por qué? Pues muy sencillo, tus padres, hijos, hermanos o primos deberían sin lugar a duda ser tus mejores aliados a la hora de hacer negocios.

La confianza y la buena relación son factores muy positivos para el éxito de una empresa y explotar estos valores en familia es el secreto de muchas corporaciones que trascienden. Sin embargo, no todo es sabor a miel, las empresas familiares también tienen sus problemas.

Lo bueno de un negocio familiar

-Se puede desarrollar con mayor facilidad objetivos comunes. -Usualmente existe un mayor compromiso por parte de los jefes y gerentes. -La confianza generalmente es una de sus grandes fortalezas. -El manejo de las finanzas es más consciente. -La expansión puede ser más fácil cuando se cuenta con familiares dispuestos a tomar nuevos retos. -Pueden trascender generacionalmente con mayor facilidad. -La unidad familiar puede soportar con mayor facilidad las etapas difíciles en las empresas, sobre todo al principio o en momentos de dificultades económicas. -Están fundamentados sobre valores de familia. -Se pueden aprovechar con mayor efectividad las habilidades de cada miembro involucrado en el negocio, es decir “zapatero a tus zapatos”.

Lo malo de un negocio familiar

-Es muy susceptible a los problemas de comunicación entres sus miembros. -Si no se tiene cuidado se puede tender a la falta de diversificación. -La falta de confianza o compromiso de un miembro de la familia puede desencadenar serios problemas por la debilidad en las áreas que dicho miembro tiene a su cargo. -Se puede exponer el negocio cuando se incluye miembros de la familia solamente por afinidad cuando no tienen la capacidad para desempeñar cargos importantes. -El manejo de conflictos puede tornarse complicado cuando se involucran emociones.

Lo feo de los negocios familiares

-Es muy común que los negocios sucumben cuando la tercera generación pierde los objetivos, la visión o la disciplina de trabajo de sus antecesores. -Son muy vulnerables a los problemas de relación entres sus miembros. -Los problemas de familia pueden fácilmente trasladarse a problemas empresariales cuando no se tiene el cuidado de separar ambas funciones.

Como puedes ver, lo bueno es que las ventajas de un negocio familiar son mayores a las desventajas. Sin embargo algunas recomendaciones ideales para conformar una empresa basada en la familia son:

-Establecer normas claras de trabajo entre los miembros que incluya un compromiso serio de parte de cada integrante. -Aprender a diferenciar las funciones familiares de las funciones empresariales. Tu hijo puede ser hijo en casa, pero si en la empresa es el gerente financiero, se le deberá reconocer total autoridad para decisiones acordes a su función. -Establecer una carta magna o bien un pacto o acuerdo familiar que establezca por escrito y con total claridad, la visión, misión y objetivos claros de la empresa para que todo el mundo lo tenga claro. -Definir claramente un organigrama con funciones de cada miembro que todos conozcan y puedan respetar. -Entrenar a los más pequeños para que puedan aprender el negocio y la cultura empresarial de tal forma que se garantice la continuidad de la empresa. -Desarrollar una cultura organizacional que enseñe a sus integrantes a separar los intereses familiares de los intereses empresariales. Los problemas de casas deben quedarse en casa y los asuntos de la empresa al cerrar la puerta.

Fuente: Ideas de negocios