¿Que significa la reducción de la “Hoja de Balance” de la Reserva Federal para los mercados?

Luis Moscoso 
ANALISTA FINANCIERO RUARTE’S REPORTS & WASHINGTON CAPITAL 

Mucho de los inversionistas entienden las implicancias de la Reserva Federal al  incrementar o disminir sus tasas de interés. Sin embargo, después de disminuir las tasas de interés de corto plazo a casi 0 a fines del 2008, y mantenerlos así durante 8 años, la FED ahora está comprometida a “normalizar”  las tasas de interés de corto plazo elevando las tasas de los fondos federales varias veces durante los dos próximos años.

Regresando en el tiempo específicamente al encuentro de Mayo, la Reserva Federal empezó a discutir acerca de reducir el tamaño de su “hoja de balance”, que al día de hoy  consiste en aproximadamente 4.5 trillones en bonos del tesoro americano y valores respaldados por hipotecas. Mi impresión es que los inversionistas no entienden completamente lo que reducir la hoja de balance involucra, pero es muy importante. Intentare explicarlo y sus implicaciones en el mercado.

Estudios realizados por la Fed sugieren que el efecto entero de los programas de expansión monetaria fueron reducción del rendimiento de los bonos en 120 puntos básicos, además una disminución del desempleo de  Estados Unidos de 1.25% y un aumento de la inflación de 0.5%, traducidos al mercado indican que el precio de las acciones de Estados Unidos se incrementaron entre 11 a 15% y redujeron el tipo de cambio del dólar entre 4.5 y 5%. Si tratáramos de simplificarlo, podríamos decir que realizar el proceso inverso, traería como resultado las consecuencias contrarias.

Sin embargo, pensar así no tiene mucho sentido debido a las siguientes razones: en primer lugar, la escala de reducción de la hoja de balance de la reserva federal en los siguientes años no será ni de cerca del tamaño de lo que fue el incremento en la fase de expansión, esta será solamente alrededor de la tercera parte implicando una caída de la hoja de balance entre 1.2 y 1.8 billones de dólares durante los próximos años. Otro aspecto, es que el mercado puede haber empezado a interiorizar esta noticia, porque no será una sorpresa, incluso se anunciará si esto se realizará de un solo golpe o gradualmente, siendo lo segundo lo más probable.

Por supuesto, existe el riesgo de que el recorte de hoja de balance haga que los mercados se desplomen, similar al “berrinche” del 2013, cuando el ex presidente de la FED, Ben Bernanke, señalo que el banco central se preparaba para detener sus compras de bonos después de la crisis. Sus comentarios en mayo de ese año enviaron al S&P500 a caer 7.5% en poco más de un mes. En cierta forma, se espera que la reducción de la hoja de balance desacelere la tendencia alcista del mercado americano, fortalezca al dólar con la respectiva caída del euro y el resto de monedas de economías emergentes.